QUE CUESTE MÁS Y LLEVE MÁS TIEMPO, NO QUIERE DECIR QUE SEA IMPOSIBLE

Queridos todos:

Les escribo para contarles, con tristeza, pero muy motivado con el futuro, que he decidido no ser candidato a intendente de San Isidro en esta oportunidad. Como son miles los que me apoyaron en estos 14 meses, con gran generosidad y esfuerzo, tengo la obligación de explicarles los motivos de esta decisión.

Este año los argentinos nos jugamos mucho en las elecciones nacionales y provinciales. En este contexto delicado, Cambiemos (hoy Juntos x el Cambio) definió delegar en los intendentes la decisión de habilitar internas en sus distritos. En Tandil, por ejemplo, el Intendente habilitó la interna y Cambiemos presentará dos listas en las PASO de agosto. En San Isidro, lamentablemente, el Intendente Posse se negó a competir y, con eso, la oportunidad a los vecinos de elegir, de ejercer la democracia, para definir qué versión de Cambiemos hubieran preferido.

Gracias a la reforma que impulsó María Eugenia Vidal, en el año 2023 Gustavo Posse ya no podrá ser candidato. Por lo tanto, mucha gente que valoro me decía que, siendo tan joven, podía esperar. Pero a medida que visitaba los barrios de San Isidro, conocí las carencias y sufrimientos de muchos que no pueden esperar como yo. Familias que llevan décadas esperando respuestas concretas de uno de los municipios más ricos y postergados del país.

San Isidro podría ser el “faro” de la Argentina, desde donde se puede lograr mucho de lo que se propone Juntos x el Cambio. Haciéndole honor al nombre, deberíamos ir Juntos por el Cambio, por ejemplo, en alianza con la intendencia actual de San Miguel, trabajando por la cultura de la familia y de la vida. ¡Cuánta falta hace poner en acción nuestros valores más profundos, ofreciendo soluciones verdaderas a los que más lo necesitan!

Hoy San Isidro es una gran oportunidad perdida. Un gobierno de casi 40 años que hizo muchas cosas bien, pero se quedó en el tiempo. Sin ideas y sobreviviendo detrás de las viejas prácticas políticas. Y nosotros, como vecinos, no podemos tener dos lentes distintos para mirar la realidad. Por un lado, criticar a Insfrán porque gobierna Formosa desde 1995 y, por el otro, aceptar sin críticas el gobierno de la familia Posse, que administra San Isidro desde 1983.

Frente a la negativa de Posse, distintas fuerzas políticas de San Isidro que se identifican con los valores de Cambiemos (hoy Juntos x el Cambio), decidimos generar una alternativa a nivel local. Esta alianza local incluye a representantes del PRO, la UCR, la Coalición Cívica y al partido vecinal Convocación, liderado por Marcos Hilding Ohlsson.

Luego de formada esta alianza, tanto Marcos como yo estábamos honestamente convencidos de que, cada uno, era el candidato con más posibilidades de lograr el cambio. Entendimos que resolverlo con una interna entre nosotros, distraería esfuerzos y recursos, empeorando las chances de ganar. En este contexto, y convencido de los valores que impulsan la vocación política de Marcos, decidí renunciar a la pre-candidatura y apoyarlo. Si ganamos con esta alianza en octubre, será una gran noticia para San Isidro tener un intendente como Marcos. Si no se alcanza ese cambio, seguiré trabajando como hasta ahora para plantear una alternativa ganadora en 2023.

Sólo me queda un agradecimiento muy especial a todos los que creyeron en lo que planteamos. Que trabajaron duro y colaboraron para que se haga posible. A todos ustedes: un INMENSO GRACIAS. Tengan la tranquilidad de que hemos buscado siempre lo mejor para San Isidro, confiando nuestro esfuerzo y nuestra decisión en las manos de Dios.

Que cueste más y lleve más tiempo, no quiere decir que sea imposible.

Un gran abrazo,
Ramón Lanús

Quien Soy

Nací, crecí y vivo en San Isidro. Tengo 39 años, estoy casado desde el año 2007 con Cecilia y tenemos 5 hijos: Jerónimo, Juana, Jaime, Tomás y Elena.

Me recibí de abogado en la Universidad Austral y obtuve una maestría en Políticas Públicas en la Universidad de Georgetown (Washington DC, Estados Unidos).

Mi historia en política comenzó a los 20 años. En la época del “que se vayan todos”, decidí ser uno de los que se quedaban a reconstruir la Argentina. Desde 2005 acompaño el proyecto que encabeza Mauricio Macri en todo el país. Trabajé con Horacio Rodriguez Larreta en Jefatura de Gabinete del GCBA.

Desde 2015, soy el Presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y Vicepresidente de ProCreAR.

En AABE trabajamos para generar un impacto social y económico positivo a través de la gestión transparente y eficiente de los inmuebles del Estado Nacional, contribuyendo a la transformación de la Argentina.

Mediante el programa ProCreAr buscamos que las familias argentinas tengan la felicidad y tranquilidad de obtener su primera casa a través de un crédito hipotecario accesible.

Como vecino sanisidrense, creo que es momento de preguntarnos qué San Isidro queremos. Hay mucho por hacer para que vivamos mejor y sé que podemos lograrlo trabajando en equipo y escuchándonos.

GALERÍA DE FOTOS

Contacto

Seguime, escribime y entérate de mis propuestas a través de mis redes sociales. Enterate dónde y cuándo va a estar Ramón Lanús en sus recorridas por los barrios.

Contacto
Sumate